hotels

Como la inmobiliaria, esta burbuja hotelera da beneficios a corto plazo a unos pocos, no aporta nada positivo a nuestra sociedad, ni empleo estable ni formación, no repercute en la mejora del metabolismo urbano ni en la calidad de vida de los habitantes, solo deja la huella de barrios forzados a transformarse.